Buscar
  • Indie Project

Día del Abuelo

“Los abuelos son un ejemplo de vida, sabiduría y experiencia, adquiridas a través de los años, son quienes cuentan la historia de su propia familia, un ejemplo de unión, los que consienten, disfrutan y conviven con sus nietos.”





"Ser abuela"

Reyna González

Para mí ser abuela ha sido una de las mejor experiencias de mi vida, un bálsamo para el corazón.

Me parece que no significa estar vieja, estás grande, madura y plena, para valorar lo que significa tener una nieta de 19 años.

Que has sido bendecida con el regalo más hermoso que existe.

Recordar la infancia de tus hijos y la propia, descubrir nuevas formas, de ver la vida y no dejar de sorprenderte y agradecer estar viva con la hermosa nostalgia de recordar a tus padres y abuelos, que son tus raíces para toda la vida.






Alejandra Carranza:


Ahora en esta etapa de la vida veo más clara la influencia de mi abuela Socorro. Está presente en mi gusto por hornear pasteles como el delicioso pastel de naranja o de chocolate que nos hacía en los cumpleaños. O en mi hobbie de tejer, como todos los suéteres ricos que nos hacía, recuerdo perfecto el último que me regaló que fue justamente unos días antes de partir de este mundo. Y por supuesto, en mi amor por las plantas, ahora me doy cuenta que tenía tanto que aprenderle para no ahogarlas o secarlas, ya ahora estoy intentando por mi cuenta. Pero sobretodo, a salir adelante, a tener mucha fortaleza y siempre tener una carcajada para la vida.






Bianca Navarrete:

Mi abuela fue y seguirá siendo,  el cimiento de mi Familia, ella fue mi segunda mamá, Mi Abue Blanca, me enseñó que la vida está llena de matices, llena de personas que van y vienen, que la tristeza forma parte de los días pero como ella bien me lo decía: "Mañana será un mejor día" que un abrazo y una lágrima compartida reconforta y te hace más fuerte. Mi abuela fue la Fan#1 de la Navidad, su casa era la más bella, ELLA ERA LA MÁS BELLA MUJER! Aún la extraño y no es fácil que esté lejos de casa, sin embargo, hoy eres la energía más brillante en  mis días. Siempre sere para ti: " Tú Chinita de mis amores"

¡Gracias por tu existencia y en tu honor seguiré llevando mi nombre Bianca!






"Carta a mis abuelas"

Leticia Díaz


Mi infancia y mi edad adulta, así definiría exactamente su presencia en mi vida.


Abuelita Elina: Te recuerdo siempre consintiéndome de pequeña, diciéndonos que sí cuando mamá decía que no. Mis recuerdos contigo son contados, parte por mi mala memoria y parte por tu pronta partida, pero te llevo siempre muy pegada al corazón recordando lo mucho que me querías, lo segura que me sentía estando contigo y lo fuerte que fue perderte estando yo tan pequeña. Siempre sentí que me hicieron falta muchos más momentos contigo, sobre todo cuando mi mamá me recuerda lo mucho que me parezco a ti en mi alegría y en mis ganas de andar siempre en la calle. Muchas veces me pregunto cómo nos llevaríamos ahora si siguieras aquí y tengo la certeza de que sería casi siempre un auténtico carnaval. Aunque sí, me hicieron falta muchos más momentos contigo, seguramente decirte miles de "te quiero" y darte tantos abrazos como ahora puedo imaginar. Me hiciste falta en la parte adulta y seria de mi vida. 

Aún así con tan poco tiempo, te agradezco por cada momento, por quererme tantísimo como lo hiciste, por consentirme cada capricho, por haber estado presente en mi infancia y por haber dejado tu huella eterna en mi alma.


Chichita Maya: A ti te tengo mucho más presente en mis recuerdos. A ti sí alcancé a decirte todo y aún así siento que me faltaron cosas por decir, por preguntar, por contar. Te di todos los besos y abrazos que pude y siento que me siguen haciendo falta. Me reí contigo. Me reí tanto contigo y siento que me siguen haciendo falta muchas risas mas. Ahora que te veo de lejos, que te veo distante, que me cuesta creer que muchas cosas han cambiado, ahora es cuando me doy cuenta de todo lo que nos ha faltado y que tal vez nos faltará. 

Contigo guardo muchos recuerdos pero quizá uno de mis favoritos fue esta navidad que me dijiste muy sonriente que habías visto a todos tan felices, que la habías pasado tan bien y que te sentías feliz de tenernos a todos tan cerca. Mi corazón se sintió satisfecho de saber que compartías nuestra felicidad, que disfrutabas de nosotros como nosotros disfrutábamos de ti. Qué valía cada segundo de estrés navideño por escucharte decir que eras feliz, que te sentías verdaderamente feliz. Y si tuviera que elegir ahora mismo un recuerdo favorito sería la última vez que me pude acurrucar junto a ti, comiendo chocolates y escuchándote decir cuanto te gustaba mi trabajo. Gracias por hacerme sentir siempre tan especial, contigo no me han quedado nunca la duda de que los ojos con los que me miras son de cariño, respeto y mucha admiración.

Gracias Chichí por darnos tanta familia que gozar. Gracias por esos jueves de comida y secretos. Gracias por qué no me imagino jamás un mejor sábado que los que vivimos en tu casa, rodeados siempre de anécdotas, bromas, rica comida y carcajadas. Gracias por qué ahora más que nunca, me doy cuenta de lo afortunada que he sido toda mi vida al tenerte tan cerca. Gracias por haber dejado en mí otra huella eterna en el alma, por qué hoy aunque sea un poco más complicado, me sigues alegrando los días con tus bromas y tus caras. Gracias por cada fugaz "Leticita" que me has regalado estos últimos meses. Gracias por seguirme recordando. 


116 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo